Skip to content

Charlas Médico Legales – La Catalepsia

enero 24, 2012

Siempre ha aterrorizado al hombre, el temor a ser enterrado vivo, despertarse en la tumba, o sobre la mesa de autopsia, con el escalpelo del eviscerador sobre su cuello. La muerte aparente tiene historia, anécdotas, relatos macabros y fantasiosos de parientes que exhumaron al difunto y abundante literatura de dudoso crédito. Pero no puede alegarse, que han sido enterrados, individuos que se suponían cadáveres.

Concepto:
Etimológicamente el término proviene del latín “catalepsis”. El diccionario de la Real Academia Española la define como: “acción de sorprender. Accidente nervioso repentino de índole histérica, que suspende las sensaciones e inmoviliza el cuerpo”. Evidentemente el concepto es obsoleto. La Medicina Legal llama a este estado Muerte aparente y la define como “aquella en que las funciones vitales parecen abolidas, pero es posible la reviviscencia con maniobras terapéuticas extraordinarias”. O sea, con las llamadas “Maniobras de resucitación” en las que se utiliza actualmente un arsenal terapéutico extraordinario.
Resucitación no debe confundirse con “resurrección”, que es volver “del mas allá”.
Resurrección fue la de Lázaro, así consta en las Sagradas Escrituras; Marta confirmó la muerte de Lázaro con estas palabras: “Señor, hiede ya; porque hace cuatro días que está muerto”. No nos referimos a la simulación de inconsciencia (“Hacerse el muerto”), la resucitación está vinculada con la medicina, la resurrección lo está con las creencias religiosas.
No puede negarse que individuos que se suponían cadáveres fueron enterrados con vida. Ello surge claramente en los relatos existentes en los libros de historia de la medicina forense.
Las dificultades que hubo en el pasado, para diagnosticar la muerte real, acució el temor acerca de la posibilidad de inhumaciones prematuras, para prevenir estos accidentes se tomaron las siguientes medidas:
1. Se dictaron leyes especiales, que obligaban a los médicos y a la administración pública, a establecer la certeza del fallecimiento. A pesar de que en el código Napoleónico ya se exigía el certificado de defunción, hubieron cuatro discusiones sobre este problema en el senado Francés (1863 a 1886) entre nosotros la ley N° 1458/58 – Articulo 59, prohíbe la inhumación antes de las 12 horas siguientes a la muerte, ni demorarse más de 36 horas, salvo lo dispuesto por autoridad competente.
La ordenanza municipal, para los fallecidos en hospitales, exige la permanencia del cadáver en la morgue durante 6 horas, antes de entregarlo a los parientes vale decir, se aguarda la aparición de los fenómenos cadavéricos, que si, aseguran la muerte del sujeto.
2. Premios para los mejores trabajos que versaban sobre la problemática de diagnosticar la muerte con certeza y fundados por distintos filántropos (premio Manni, premio D´Or Ches, premio Dugaste). En 1837, Bouchut (Inventor del estetoscopio), ganó el premio de la academia nacional francesa, propuso que la auscultación negativa, que superara los cinco minutos en los 4 focos de auscultación cardíaca, era diagnostico firme de muerte.
3. Se establecieron en los cementerios las “salas de observación”, había guardias permanentes. Un aparato de campanillas se ataba a la muñeca o al dedo grueso del pie del fallecido para alertar a la guardia en caso de sobrevida. Las empresas funerarias idearon ataúdes especiales para estos fines. En nuestro país la reglamentación de cementerios del año 1868 ordenaba en los casos de “muerte repentina”, ubicar el cuerpo durante 30 horas en la “sala de conservación” y con la tapa del ataúd no claveteada. En las muñecas debían atarse un cordel con cascabeles. En la actualidad, parece que algunas personas, exigen en su testamento que el féretro este provisto de un teléfono celular. De allí el término “Morgue”, proviene de un antiguo modismo francés, “Morguer”, que significaba registrar a los presos. En aquellos tiempos, los depósitos de cadáveres estaban anexos a las prisiones. Los guardianes de turno debían además de sus funciones específicas, debían observar por un ventanuco a los cadáveres, justamente para verificar que realmente estaban muertos.
Alejandro Lacassagne, cuya figura se agranda a través de los tiempos; calculó en cuanto tiempo se producía la muerte, en un sujeto encerrado en un ataúd. La capacidad era de 200 decímetros cúbicos, restando 80 decímetros cúbicos para el volumen del cuerpo, restaba una provisión de 120 litros de aire. El sujeto sobrevivía de 20 a 45 minutos (otros autores de la época lo extendían a 3 horas).

Las causas del error:

La cuestión puede plantearse en los siguientes casos:
1. Asfixias mecánicas.
2. Electrocución.
3. Intoxicación con opiáceos o barbitúricos.
4. Prematuridad.
5. Congelamiento.
Y muchas otras que se recuperaron con maniobras de resucitación. También es posible la situación inversa, el cadáver con apariencia de vida, como ocurren en la intoxicación con monóxido de carbono (piel y mucosas rosadas), en la hipertermia post-mortem, o sea, el cadáver no se enfría sino que eleva su temperatura, se observa en algunos casos de muerte por septicemia o golpe de calor. En la jerga tanatológica se grafican estos fenómenos con la frase “se incendió el hipotálamo” (centro termorregulador) el fenómeno de hipertermia postmortem no dura más de dos horas.
El “grito de la muerte” no es más que la expulsión brusca del aire al movilizarse el diafragma y expelerse el aire por la laringe, al movilizar bruscamente el cadáver.
Hay también relatos de parientes que presenciaron la exhumación de fallecido. Las versiones son casi siempre las mismas: “moretones en la cara y en las manos y expresión de horror en el rostro”. No deben confundirse los fenómenos cadavéricos con lesiones vitales. Por otra parte, la fisionomía del cadáver, el aspecto del rostro de los muertos, no tiene relación alguna con los sentimientos experimentados durante los últimos momentos de la vida (dolor, odio, angustia, etc.) no hay tal. Hemos hecho gran número de autopsias de cadáveres después de asesinatos precedidos de luchas violentas o acompañados de sufrimientos atroces. Nunca hemos encontrado en su cara cosa alguna que pudiera indicar, de una manera cierta las pasiones o emociones que los agitaran en los últimos momentos. Tampoco lo hemos observado en las mascarillas de ajusticiados que se exhiben en los museos de Europa. En el rostro de los muertos no hay expresión alguna, todo es engendro de la imaginación del observador.
Las fallas en el diagnostico de muerte admiten las siguientes causales:
1. El médico no verifica personalmente el fallecimiento. Delega la tarea en subalternos.
2. Entierros en masa como ocurre en la guerra o grandes catástrofes.
3. Comunidades aisladas. El médico (que está a gran distancia) acepta lo que le dicen.
Cuando el médico no constata personalmente el fallecimiento del sujeto, puede ocurrir lo que expondremos a continuación:
Hallándonos de guardia con el Dr. Osvaldo Curcci en la Morgue Judicial, nos consultaron dos abogados interesados en saber cómo se constataba la realidad de la defunción.
Nos relataron lo siguiente: Un paciente con antecedentes de alcoholismo crónico, ingresa en estado comatoso a la sala de terapia intensiva de un hospital del Gran Buenos Aires. A pocas horas del ingreso, el hermano es anoticiado de su fallecimiento. Ya en la Morgue hospitalaria, halla a su hermano sobre la mesa de autopsias y con las manos atadas con vendas cruzadas sobre el pecho, maniobra usual en las morgues, para posicionar los miembros superiores cruzados sobre el tórax, antes que aparezca la rigidez cadavérica. Lo abraza fraternalmente, el presunto cadáver gime y se mueve. Retorna el enfermo a la sala de Terapia intensiva. Recobra la conciencia y a los pocos días se le otorga el alta. La familia querelló judicialmente al hospital.

Comentado este caso en el curso Superior de Medicina Legal, que dictábamos en el colegio médico del partido de General San Martín, el Dr. Néstor Vicario, Jefe del servicio Médico Legal del Hospital Castex nos refirió lo siguiente: Como jefe de Guardia de un Clínica privada del Gran Buenos Aires, recibe una llamada telefónica de una empresa funeraria de la vecindad, los parientes del “muerto” (que estaba en el ataúd) notaban signos de vitalidad. El doctor Vicario envía inmediatamente al médico residente de turno. Éste le comunica que en el ataúd, había un hombre estuoroso, pero vivo. “Lo primero que hicimos” – Dijo el Dr. Vicario – “fue sacarlo del féretro y tratar de reanimarlo en una dependencia anexa a la sala velatoria y sin aspecto de tal”.
El supuesto cadáver, no solo revivió, continuó su vida normal. Ocurrió que el médico de cabecera, otorgó el certificado de defunción a pedido de la empresa funeraria, sin constatar personalmente el fallecimiento.
El Dr. Vicario se comunicó telefónicamente con el Profesor Titular DE Medicina Legal de la Universiadad de la Plata, Miguel Ángel Maldonado (Padre del actual titular de la materia). El Maestro le preguntó si se trataba de un epiléptico. Si lo era, el enfermo era portador de tumor cerebral con accesos convulsivos periódicos. Se desconoce si la familia querelló judicialmente.

Una de las historias más dramáticas y de la cual hay variadas interpretaciones, tuvo su escenario en el cementerio de la recoleta. Rufina Cambaceres, hija del escritor Eugenio Cambaceres, falleció súbitamente el 31 de Mayo de 1902, día de su cumpleaños. Su madre decidió no velarla y trasladarla directamente a la Recoleta. Las versiones de lo ocurrido son variables, al día siguiente del ingreso al cementerio, el féretro se halló ladeado, otras versiones aseguran que la tapa estaba rota, o que el cuerpo se hallaba en la puerta de bóveda.
Yo pienso que no se trató de un caso de catalepsia, sino de profanación del cadáver, con fines de robo, o lo más probable, de necrofilia (Acto sexual con cadáver).

Todo médico matiza su quehacer profesional con las múltiples expresiones en que puede hacerlo el espíritu. Pero nunca se despoja del hábito que le confirió su vocación, sigue siendo médico. En la política, en el arte o en el poder público.
Para finalizar tema tan tétrico como el abordado, transcribiremos la tarea (poco conocida) de dos hombres de letras:

Baldomero Fernández Moreno (Poeta y Médico)
“Soneto de tus vísceras”
Harto ya de alabar tu piel dorada,
tus externas y muchas perfecciones,
canto al jardín azul de tus pulmones
y a tu tráquea elegante y anillada.

Canto a tu masa intestinal rosada
al bazo, al páncreas, a los epiplones,
al doble filtro gris de tus riñones
y a tu matriz profunda y renovada.

Canto al tuétano dulce de tus huesos,
a la linfa que embebe tus tejidos,
al acre olor orgánico que exhalas.

Quiero gastar tus vísceras a besos,
vivir dentro de ti con mis sentidos…
Yo soy un sapo negro con dos alas.

Eduardo Wilde (Médico, periodista, ministro de justicia, culto e instrucción pública, Profesor titular de Medicina Legal).
“La primera noche de cementerio”
“El cuerpo de una joven yace allí en plena fermentación. Una corona de trapo ex blanco, con sus botones de azahar amarillentos, envuelve una cabeza mutilada, de la que el pelo, un largo pelo deslustrado que se ha desprendido por placas, llevándose en parte pedazos de piel. Más abajo hay dos hoyos llenos de una gelatina negruzca que desborda por los ángulos: son los ojos. La nariz está destruida. Los labios comidos dejan ver los dientes sin encías de una boca que ríe horriblemente y sin motivo. El vestido se halla acomodado a lo largo del cuerpo, pegado en el pecho, estirado sobre los muslos, desgarrado en los bordes, mojado, fláccido, hundido en algunas partes, siguiendo las anfractuosidades del montón de detritus que cubre. Sobre el estomago están cruzados los brazos descarnados, las manos conservan entre los dedos un crucifijo de marfil amarillo que parece continuar esperando la resurrección de los muertos, en la posición menos adecuada para tener paciencia. El vientre del cadáver, es una pulpa informe, movediza, en que entran y salen legiones vivientes ocupadas al parecer en una negociación urgente. Las ropas han caído entre los muslos formando canaletas por las que corre un líquido ocre y espeso”

Un diagnostico de muerte del año 1860. Evidentementemente tiene relación con el tema que nos ocupa.

Anuncios
32 comentarios leave one →
  1. enero 25, 2012 14:58

    Impresionante Dr., me permití compartirlo en mi Twitter, no me canso de decir que es Ud. un verdadero MAESTRO!. María Laura

  2. alicia Gandosi permalink
    febrero 28, 2012 20:15

    Dr Raffo lo sigo siempre, es un honor para mi poder estar en contacto por este medio, soy fotografa pericial y lo admiro mucho ..un gran saludo

    • febrero 28, 2012 20:25

      Te agradezco profundamente. No dudes en dejar tus consultas por este medio. Me gustaría saber en donde desarrollas tu actividad. Un saludo.

  3. febrero 28, 2012 21:21

    Doctor Raffo!! excelente cada uno de sus escritos y relatos, no me canso de leerlos y admirar su sabiduría!! Y digamos que por culpa suya (en una forma graciosa de decir) debido al programa FORENSES, que me eh visto todos los capítulos, hoy me desempeño en la morgue policial de junin, como eviscerador.

    • marzo 2, 2012 13:13

      Muchas gracias Sergio, me alegra mucho saber que mi trabajo te ha inspirado. Te mando un saludo.

      • anabela permalink
        marzo 17, 2013 18:25

        con la catalepsia puede que el cuerpo este tivio y una parte frio

      • marzo 19, 2013 18:43

        Los cadáveres se enfrían hasta alcanzar la temperatura ambiente entre 3 a 6hs después de la muerte (hay datos variables) y la marcha del enfriamiento se produce en forma descendente de la cabeza a los pies. En casos excepcionales cuya causa de muerte es septicemias y algunos traumatismos de cráneo se produce el fenómeno inverso llamado la “hipertermia post-mortem” que no suele durar más de 2 a 3 hs. Yo desconozco si existe alguna publicación que cite algún caso de enfriamiento parcial de las partes corporales del cadáver.
        Espero haber despejado tu inquietud.
        Saludos cordiales.

  4. Monica R, Peralta permalink
    septiembre 17, 2012 01:00

    Dr. Raffo recien suscripta a su blog, espero incrementar aun mas los conocimientos que he recibido durante la cursada de mi especializacion cientifica del delito. Lo considero una persona sabia y con una humildad que solo los grandes como Ud. portan a lo largo de la vida. Un abrazo!

  5. rosanna permalink
    mayo 28, 2013 23:17

    no estoy en el “ambiente” policíaco, médico ni nada parecido; simplemente la adicción a casos policiales de difícil resolución y su manera de explicarlos me cautiva. Felicitaciones!!pero me quedo pensando en la rigidez cadavérica y los movimientos que podría experimentar una persona con catalepsia, aunque su rostro se encuentre distendido al sobrevenirle la muerte de manera efectiva, no quedan sus brazos o piernas encogidos de una manera u otra por la desesperación para poder moverse, liberarse y respirar?

    • mayo 31, 2013 13:43

      Con excepción del llamado espasmo cadavérico, fenómeno excepcional, n el cual la victima queda en rígida actitud estatuaria en la forma que lo ha sorprendido la muerte (yo he visto 3 genuinos en 50 años) en todos los demás casos hay primero una fase de relajación muscular y recién después a las horas, comienza la rigidez cadavérica. Si bien la rigidez es un proceso muscular universal, por razones fisiológicas y anatómicas predominan en los músculos flexores del cuerpo. De allí que ese observen brazos y piernas ligeramente flexionados.

      Saludos cordiales.

      • rosanna permalink
        junio 1, 2013 00:18

        como siempre, impecable respuesta! Muchas gracias!!!!

  6. Eduardo permalink
    septiembre 4, 2013 15:27

    Saludos Dr., Soy Dominicano y estoy preocupado porque anualmente se verifican casos de personas con varios días de “muerte” y el cuerpo se mantiene caliente, nada de descomposición, también recientemente se han dado casos de personas enterradas vivas. Por favor entrar al siguiente link para que vea algo que está ocurriendo en este preciso momento. Liliana Almonte Colón

    Leer mas aquí: http://www.activao.com/noticias/mujer-muerta-desde-el-jueves-abrio-los-ojos/ | Noticias de Republica Dominicana y actualidad internacional | Activao.com

    • septiembre 10, 2013 20:41

      Estimado Eduardo,
      Me es imposible emitir opinión sobre este caso pues desconozco los motivos por los cuales fue internada la joven, su evolución clínica (o cadavérica ?), te solicito me informes estos detalles si es que tenés acceso a ellos.
      Un cordial saludo.

  7. Menuel H. permalink
    septiembre 6, 2013 14:46

    Buen día Doctor, por favor si es posible entre al siguiente link y le agredeceré comente al respecto. http://detrasdelrumor.com/index.php/2012-08-08-22-36-42/regionales/2817-mujer-muerta-desde-el-jueves-hoy-abre-los-ojos-no-expele-mal-olor-y-su-cuerpo-se-mantiene-flacido

  8. septiembre 12, 2013 00:01

    estimado Dr. Raffo, me tomo el atrevimiento de escribirle por este medio, como presidente de una asociación civil joven: Iniciativa Profesional para el nuevo milenio, dedicada a la formación y capacitación profesional-universitaria integrada por abogados y estudiantes avanzados de la localidad de Olavarrìa, pcia. de Buenos Aires, a los efectos de poder contactarnos con usted, a fin de preguntarle respecto a la posibilidad de realizar un curso en el mes de noviembre sobre temática de su competencia dado que serìa un gran honor y privilegio poder contar con su presencia y mas en la región para enriquecer con sus conocimientos a quienes transitan o comenzarán a hacerlo, la profesión. Desde ya muchas gracias.

    • septiembre 13, 2013 18:58

      Estimado Claudio,

      Muchas gracias por tu invitación. Lamentablemente para lo que resta del año, ya tengo programadas todas las disertaciones que me es posible dar. Ponete en contacto conmigo a mi email el año próximo para poder coordinar con tiempo.
      Un cordial saludo.

      • septiembre 16, 2013 02:27

        estimado Osvaldo, gracias por su rápida respuesta y es entendible los compromisos asumidos. Para nosotros serìa un honor contar con usted el año próximo. No poseo su correo, sin perjuicio de ello y a fin de no entorpecer su excelente blog le dejo el mio: claudio_gia@hotmail.com
        Desde ya, agradecido por su atenciòn.
        cordial saludo

      • septiembre 24, 2013 19:29

        Estimado Claudio,

        Mi mail es Osvaldo_raffo@yahoo.com.ar

        Un cordial Saludo.

  9. Miriam Manzura permalink
    octubre 19, 2013 15:41

    Queridísimo Dr:
    Es un placer escribirle, soy de religión judía y como sabrá, enterramos a nuestros seres queridos el mismo día que fallece, menos los sábados , lo antes posible, me encantaría saber su opinión y saber si algún caso de muerte dudosa le han pedido a la justicia desde el rabinato que no se haga autopsia. Su opinión o cada explicación es para mi importante , lo admiro desde siempre,
    saludos.
    Miriam Manzura.

    • octubre 25, 2013 20:34

      Estimada Miriam:
      En mi experiencia, por la solicitud de la comunidad judía, en más de una oportunidad ha estado presente el Rabino durante la autopsia.
      El único caso en que recuerdo yo, en que por pedido de la familia no se ha realizado la autopsia médico legal ordenada por un juez, fue el caso de una jovencita fallecida en el trágico hecho de república de Cromagnon.
      Te envío un cordial saludo,

      Osvaldo Raffo

      • Miriam Manzura permalink
        octubre 26, 2013 02:14

        Estimado Dr:
        Muchas gracias por su respuesta y atención.
        Leo mucho acerca de nuestros protocolos religiosos . Ud es sabio, me enseñó y me alivió aprender que puede haber un rabino presente siempre que fuera posible .No lo sabía. Si el juez acepta el pedido de la familia como en el caso que Ud. menciona, es para nosotros de total alivio y agradecimiento a ellos, para enterrar a nuestro ser querido sin autopsia previa.
        Sus publicaciones , imposible no leerlas, me atrapan todas, genio !
        Le envío un cordial saludo,
        Miriam Manzura.

      • noviembre 4, 2013 19:39

        Estimada Miriam:
        Quiero agregar lo siguiente a a tu inquietud:
        El cadáver no es una “res” ni una “cosa”. El cadáver es un derecho de familia; el Médico Forense participa en el duelo tratando con respeto al fallecido y a sus creencias religiosas. Es lo que siempre inculco a mis alumnos.

        Quisiera agregar que además, la autopsia únicamente se solicita en caso de muertes violentas o dudosas, es decir, en casos de muerte natural, con asistencia médica, si el médico que trataba al paciente firma el certificado de defunción y no hay intervención policial (accidentes-homicidios-dudas) no se ordena autopsia.

      • Miriam Manzura permalink
        noviembre 4, 2013 21:42

        Querido Dr: :
        Nunca pensaría que cadáver fuera una res, menos una cosa, de la religión que fuera, y siempre pensé que el forense trata con un respeto absoluto a la familia, jamás discutiría lo contrario , el forense respeta las creencias religiosas, agradecida siempre con el trato que se nos tiene, me expresé mal en algo?? Nunca discutiría una autopsia de muerte violenta, sería inverosímil plantearlo. Estudio partes de mi religión y su protocolo , cómo me gustaría poder contarle un par de anécdotas. No sé los demás de mi comunidad, al menos yo, nunca discutiría una autopsia que fuera indispensable, yo pienso así, lo que inculca a sus alumnos, es respeto, es loable para mí, es un tema difícil, per no puedo dejar de decir que no estoy de acuerdo con que las cosas en mi comunidad, se tapen……y no justamente es culpable un juez, espero entienda, no siempre tiro para el lado del rabinato. Hay cosas que se deben investigar…..otras, como una muerte natural, ni se discute. El caso de la Sra Alicia Sasson, asesinada aparentemente por su mucama en su domicilio de Av. Libertador, no fue ,en mi opinión, investigado….Espero me entienda, yo sostengo y soy responsable total de lo que pienso, alguien no quiso que se hiciera…no hablo de la justicia………
        Mis mas cordiales saludos,
        Miriam Manzura.

  10. José Juárez permalink
    marzo 18, 2014 21:47

    Dr. ¿Es posible encontrar livideces en un cataléptico?

    • abril 17, 2014 19:49

      Estimado José, las livideces son fenómenos post mortales, o sea, fenómenos cadavéricos.
      Vulgarmente hablando si un cataleptico es un “no muerto”, no puede haber livideces.

  11. José Juárez permalink
    marzo 18, 2014 21:49

    ¿Que se debe hacer en una sala de necropsias para descartar catalepsia, si no se cuenta con un electro encefalograma?

    • abril 17, 2014 19:52

      Estimado José: Si un cuerpo humano llega a una sala de autopsias en la que se desempeñan médicos tanatologos es imposible suponer que arribe un cuerpo con vida. Ello excluye la necesidad de un método instrumental como el electroencefalograma. Basta la simple comprobación de los fenómenos cadavéricos.

  12. sr. carlos ortiz permalink
    agosto 25, 2015 12:55

    Estimado Dr. Raffo: mi pregunta es la siguiente, puede sangrar un cadáver después de varias horas, si se produce una caída del mismo y se lastima??? hasta cuantas horas después de la muerte sangra un cadáver.- Espero su respuesta

  13. Rafael Pocoy permalink
    agosto 26, 2015 16:01

    Impresioando Dr. Raffo muchas gracias por esa gran información, como hago para seguir viendo más de sus publicaciones?

  14. maria permalink
    enero 5, 2016 03:50

    Buenas noche doctor Raffo tengo una hermana que va hacer su proyecto sobre la catalepsia y ella necesita mas información ?…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: