Skip to content

El delirio Excitado – Aspectos médico Legales

enero 7, 2014

El consumo de drogas psicoestimulantes, en particular, la cocaína, ha alcanzado en los últimos años proporciones epidémicas. Se la halla asociada con frecuencia a las muertes violentas y a las conductas delictivas. De allí el creciente interés científico por los aspectos medico legales y sociales planteados como problemática por la droga.El Delirio Excitado (D.E.), o síndrome confusional agudo o psicosis tóxica, es para algunos autores, una variedad de síndrome neuroléptico maligno (N.M.S.). El síndrome agrupa múltiples etiologías, puede ser producido por causas infecciosas, metabólicas, traumáticas y tóxicas. En este último grupo predomina el efecto nocivo de la cocaína. Las anfetaminas y la combinación con el alcohol, que actúa potenciando sus efectos.

La cocaína estimula el sistema nervioso autónomo simpático y la actividad psicomotora, produce vasoconstricción, aumento de la presión arterial y de la frecuencia del pulso, taquipsiquismo, verborragia, hiperconciencia, bienestar, euforia, aumento de la seguridad y alerta.

Cuando se produce el efecto tóxico llamado delirio excitado, el cuadro es diametralmente opuesto. Se caracteriza por los detalles siguientes:

  1. Hipertermia, de aparición brusca y alcanzando a veces hasta los 40°C.
  2. Excitación psicomotriz, con delirio a menudo de contenido persecutorio y alucinaciones de variado tipo, predominando las de tinte terrorífico.
  3. Conducta extravagante con apariencia de “borracho loco”.
  4. Agresión a personas, no distingue amigo o enemigo.
  5. Agresión a objetos, es frecuente que rompa vidrios a puñetazos.
  6. Desnudarse, gritar desaforadamente, esconderse o encerrarse en una habitación haciendo barricadas.
  7. Resistencia al dolor y a los gases irritantes utilizados por las fuerzas de seguridad. El sujeto continúa lanzando golpes, aún esposado.

En un periodo que varía de minutos a 6 horas, se produce la parada cardiorrespiratoria y la muerte, casi siempre por fibrilación ventricular. Tal vez esto explique (Bajo ningún punto de vista  justifique) que los custodios de Locales de diversión nocturna (“Patovicas”) castiguen duramente al intoxicado, en ocasiones hasta matarlo.

Otro problema es la muerte en custodia policial. Las situaciones que se presentan son las siguientes:

  1. Muerte durante el arresto.
  2. Muerte en el coche patrullero.
  3. Muerte en la celda.

La cuestión se complica aun mas porque el sujeto presenta contusiones producidas al reducirlo o sujetarlo, huellas de ataduras, lesiones autoinferidas (vidrios), o se atribuye la asfixia posicional, a la acción de gases irritantes o a cualquier medio de contención de uso policial. El perito debe tener en cuenta:

  1. Las circunstancias del hecho (la sintomatología descripta).
  2. Comprobaciones de laboratorio positivas para cocaína, alcohol u otros enervantes.
  3. Ausencia de violencia física capaz de producir el óbito.

Se atribuye al personal una actitud negligente o de represión excesiva. El personal policial debería ser instruido sobre estas cuestiones. Un borracho que “duerme la mona” en una celda puede pasar fácilmente al como alcohólico sin pródromos que alarmen al observador o morir por hipotermia.

Se ha abusado del término “sobredosis”. La mayoría de las muertes se producen con cifras bajas de cocaína y sus metabolitos (hay muertes con dosis menores a 1mg por litro). Como dicen Dominik y Vincent Di Maio, (“Forensic Pathology” C.R.C. Press, 1993)  “No hay correlaciones entre muerte y dosis”. También debe tenerse en cuenta que la tasa en sangre no es superponible a los periodos medico legales que se utiliza en ebriedad alcohólica.

Motiva esta Charla médico legal, el artículo publicado por el matutino “Clarín” los días 11 y 12 de noviembre de 2013 que pueden verse a continuación:

http://www.clarin.com/sociedad/Conmocion-muerte-rugbier-drogas_0_1027697510.html

http://www.clarin.com/sociedad/Conmocion-muerte-joven-rugbier-Mendoza_0_1028297225.html

Es necesario aclarar que la muerte por “sobredosis”, produce brusca hipertermia, excitación psicomotriz, convulsiones y paro cardiorespiratorio. Suele observarse en “correos de la droga” (“Body packers”, “Mula”, “Camellos”) que la transportan en grandes cantidades, envueltas en preservativos que ingieren o introducen en recto o vagina para contrabandear en prisiones o en forma internacional de uno a otro país. La ruptura del envase, produce inundación orgánica de la droga. Transcribo dos casos de observación personal, también iconografía ilustrativa pertenecientes a mi libro “Tanatología, investigación de homicidios”.

Casos de observación personal:

1. Masculino, 1,72 m de talla y 80 Kg de peso. Atlético. Edad aparente 30 a 35 años. A bordo de un transporte público, agrede al conductor, a los pasajeros y produce daños en el vehículo. Ya en la comisaría en un exceso de excitación psicomotríz lesiona a 8 agentes, se libera del chaleco de fuerza y dobla con sus manos dos barrotes de la celda. Es contenido. Es inyectado con Clorpromazina (Ampliactil), por un médico del servicio municipal de emergencias, el sujeto fallece en el acto. La autopsia comprobó un proyectil calibre 45 de antigua data, alojado en el  hemitórax izquierdo. Tatuajes carcelarios y cicatrices de autolesionismo. Huellas de ataduras y contusiones de importancia leve, sin relación directa ni indirecta con la causa del fallecimiento. La causa inmediata o final muerte de la muerte fue edema agudo pulmonar. El examen químico toxicológico visceral comprobó la existencia de cocaína y sus metabolitos.

2. Masculino, 1,68 m de talla y 73 Kg de peso. Edad aparente 20-25 años. Corresponde  al tipo nativo-latino sudamericano. No presenta señas particulares. Sufre acceso convulsivo al llegar al aeropuerto de Ezeiza, procedente del Perú Fallece por paro cardiorrespiratorio en el hospital local. Sospecha de contrabando intracorporal de drogas, la autopsia comprobó 74 paquetes en el estomago y 20 en el intestino delgado, dando un total de 94 envases conteniendo cocaína.

104

Mulas o "Body Packer"

Mulas o “Body Packer”

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Natty permalink
    enero 7, 2014 15:33

    Excelente, muy claro Doc. Usted es un grande.

  2. rosanna permalink
    enero 7, 2014 23:17

    Excelente artículo! dolorosa realidad…

  3. cristobal Dario heredia permalink
    enero 8, 2014 12:40

    Exelente Creo que debe haber una predisposición genetica desfaborable con respecto a tolerancia y efectos secundarios y adversos a las drogas, todos sabemos de personajes famosos que ingerian hasta 12 grs. de cocaina por día y por alli andan vivitos y coleando, y algunos co serias patologias asociadas, seguramente el tiempo y la medicina que avanza sin cesar, descubrira algun gen relacionado con la respuesta a una droga, ya que como dice el maestro no hay dosis establecida que produsca, los sintomas y la muerte, por alli las combinaciones resulten explosivas, la medicina legal puede o no resolver un caso, pero sin educación ad oc y prevención, por el momento no avisoro salida.

  4. Monica Peralta permalink
    enero 11, 2014 23:18

    Impecable exposición Dr. Raffo!

  5. daniel permalink
    enero 15, 2014 18:13

    Gracias Maestro!!

  6. enero 24, 2014 15:42

    Estimado Dr. Osvaldo Hugo Raffo, le escribo desde la ciudad de Poza Rica, Veracruz-México, para solicitarle su ayuda para la exhumación de dos cadáveres ya que he recurrido a varias dependencias clínicas en la ciudad de México pero ellos me dicen que solo hacen pruebas de ADN, pero de sangre no de exhumación de cadáver, espero contar con su orientación le patentizo mi respeto y el saludo cordial quedando a sus órdenes en espera de sus noticias.

    • enero 28, 2014 20:09

      El ADN puede obtenerse con toda validez jurídica de los cabellos, de los dientes de la medula osea y de partes corporales si es que existen.
      En mi experiencia personal y en las autopsias en las que lo he solicitado, el estudio de ADN siempre ha tenido valor identificatorio.
      Quiero recordarle que las exhumaciones jurídicas son ordenadas por el Juez Civil o Penal de turno y encomendadas al equipo de Peritos Tanatologos que están a sus ordenes, no se pueden ordenar de forma privada, por lo menos en la Argentina es así.
      Espero haberle ayudado.
      Le invito a leer un articulo que he publicado sobre este tema:
      https://osvaldoraffo.wordpress.com/2011/12/15/ehumaciones-juridicas/

  7. Magdalena. permalink
    enero 31, 2014 01:43

    Siempre tan claro en sus explicaciones Dr. Mi humilde felicitación hacia usted, y mis más grandes muestras de respeto.

  8. Dra. Liliana Mabel Martiello permalink
    febrero 27, 2014 23:43

    Apreciado y muy distinguido Maestro, Profesor, Comisario Inspector, Doctor Osvaldo Raffo: Su versado artìculo me resulta de gran utilidad como Abogada y profesora de personal policial. Es frecuente que ocurran los dos amplios supuestos que usted, Profesor,claramente explica. Muchas veces la Policìa debe aprehender a sujetos infractores bajo el llamado”delirio excitado”a causa de los efectos del consumo de estupefacientes,muy violentos a la hora de neutralizarlos y que solo deben ejercer la fuerza mìnima y necesaria para su detenciòn, (Asimismo, estos individuos forman parte de la criminalidad grave y violenta urbana que consuman los ilìcitos bajo el “delirio excitado”, potenciando el uso de sus armas de fuego y la indefensiòn de las vìctimas), y por otro lado,, los casos de muerte en custodia policial, ciertamente se inician actuaciones contra el personal policial hasta que finalmente son sobreseìdos. Saludos cordiales. Dra. Liliana Mabel Martiello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: